La Basic D-V5 es una de las pocas impresoras Braille portátiles en el mercado. Gracias a su funcionalidad y diseño liviano y compacto, ha sido la impresora de este tipo más vendida en el mundo por años.